Viajes y experiencias

Restaurante Selvática: la selva en Torremolinos

He ido a comer al restaurante Selvática y voy a contaros cómo fue la experiencia allí. El restaurante está localizado en la zona de la Colina. Está algo apartado. Para aparcar, aunque no tiene parking, es fácil en los alrededores (yo he aparcado en la misma puerta) Íbamos sin reserva (mala idea). Hemos llegado a las 13:45 y quedaba solo una mesa libre en la zona de tapería, el restaurante estaba completo. No ha parado de entrar gente en todo el tiempo que hemos estado allí.

Para entrar es obligatoria la mascarilla, y además, te toman la temperatura.

La verdad que el restaurante por dentro es muy bonito. Es todo de madera con muchas plantas y algunas estatuas de animales.

La carta es bastante extensa. Estuvimos como 20 minutos para decidir qué comer. Hay las típicas tapas, croquetas de mil sabores, algunos platos estilo mexicano, pero el restaurante esta especializado en carnes. Hay una vitrina donde puedes ver las carnes.

Después de darle vueltas nos decidimos por media ración de croquetas de morcilla y media ración de pollo teriyaki (que por el nombre pensábamos que sería otra cosa pero eran las típicas lagrimitas de pollo) y de plato principal un costillar blacklabel.

restaurante selvática
Croquetas de morcilla
Teriyaki de pollo

Las croquetas estaban buenas, aunque no parecían caseras. El pollo también estaba rico, traía 3 salsas (kétchup, mayonesa y miel – mostaza) y patatas fritas, pero como ya he dicho, de saber lo que era, habríamos pedido otra cosa. El costillar sí que sí. Venía con patatas fritas estilo gajo, pimientos verdes fritos, un trozo de mazorca de maíz asada y un cuenco de salsa barbacoa (la salsa de 10).

Costillar blacklabel

Entre los entrantes y el costillar, estuvimos esperando bastante tiempo y, el camarero que nos atendía, al rato, vino a confesarnos que se había equivocado al tomarnos nota y había apuntado un chuletón en vez del costillar, pero bueno, al final llegó 😅.

Con esa comida nos habíamos quedado llenos, pero teníamos muchas ganas de probar un postre al que ya le había echado el ojo en Instagram: postre de la selva. Con este vídeo os hacéis una idea 😋 se me hace la boca agua de recordarlo.

Postre de la selva

En conclusión, el restaurante selvática es bonito pero un poco caro. Nos costó casi 50€ todo. No es de los más caros pero tampoco es barato. Y la carta demasiado larga. Pero bueno, por la experiencia de comer allí esta bien.

Os dejo la pagina web para que tengáis toda la información del sitio: https://selvaticarestaurant.com/

Y vosotros, ¿habéis ido? ¿os ha gustado?

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.